Transformarse o Morir en el intento: Una mirada a la nueva realidad

Por: Patricia Gúzman @Pat0gp

A más de un año del inicio de la pandemia mundial más grande de nuestras épocas, y cuando pensábamos que la vacuna contra el COVID-19 sería nuestra esperanza para la tan aclamada nueva realidad y el retorno social; las autoridades de México volvieron a re-evaluar el semáforo sanitario por estados y el mapa de la república se vuelve a tornar en su mayoría naranja, y 7 estados en rojo (incluida la Ciudad de México).

Mucho hemos escuchado de “No bajar la guardia y seguir cuidándonos” ante la nueva variante Delta que nos ha sorprendido con la tercera ola de contagios más fuerte que las anteriores. Sin embargo, este llamado no resuena con tanto eco como las veces anteriores, y vemos las calles de nuevo tomadas por la reactivación económica que ya no se puede frenar, inmersos ya en lo que pensábamos sería la “Nueva Realidad”. 

Hoy, la era digital que hace unos años escuchábamos que sea acercaba, es un hecho y una variante imperativa en todas las esferas de nuestro día a día. Desde el trabajo virtual hasta la convivencia social digital, hoy ya hemos logrado romper grandes paradigmas; las distancias hoy se miden en ancho de banda, y la presencia está a tan solo un click.

Resulta increíble ser parte de este gran cambio mundial, y es que hoy el mundo es de quien lo quiere. Hoy a diferencia de hace unos años las compañías pueden globalizarse relativamente fácil, si cuentan con la capacidad de montar sus plataformas de productos y/o servicios en el tren del comercio electrónico sin necesidad de tener puntos de venta físicos en diversas partes del mundo. Asimismo, hoy en día las PERSONAS hemos cobrado mayor relevancia ante los procesos, y nos encontramos en el centro de la ecuación del éxito; esto derivado al buen funcionamiento del trabajo remoto, el talento se convierte en el eje rector en la búsqueda de los reclutadores, ya que la nacionalidad o espacio físico ya no son más un factor determinante para que grandes corporaciones puedan reclutar al mejor talento que ayude a alcanzar los objetivos, despersonalizando así la territorialidad del talento.

Por otro lado, el comercio en línea se ha convertido en un imperante para los negocios, ya que cada vez más somos más los usuarios que hemos perdido el miedo a la digitalización, y las transacciones en línea cada vez reportan más y más incrementos. Tan solo en México en el 2020 se reportó un incremento del 81% en ventas en línea Vs 2019 transaccionandose más de $316mil millones de pesos, según lo reportado por la Asociación Mexicana de Ventas Online. Y es que esto resulta muy conveniente para los consumidores, pues hoy en día tenemos accesos a productos, y servicios mundiales en los que podemos comparar más la relación costo-beneficio, calidad, etc. Mientras que para las compañías simboliza un esfuerzo extra en innovación, precio, calidad para poder entrar a mercados mucho más competitivos. Esto a su vez, ha logrado que la atención comercial también se vuelque hacia las personas; escuchar, entender, y personalizar los productos y servicios a las necesidades de los clientes también se ha convertido en un must en esta Nueva Realidad.

Asimismo, el consumo sostenible ha tomado una mayor relevancia en esta Nueva Realidad, que nos ha hecho mucho más reflexivos sobre el origen, características e impacto que tienen nuestros productos en nuestro medio ambiente.

Finalmente, otro de los grandes cambios que nos ha dejado la pandemia en el área social es la convivencia digital, pues, aunque cada vez estamos regresando poco a poco a retomar nuestros hábitos sociales e interacción con otras personas, sin duda, aún persiste la incertidumbre de contagio en grupos masivos, y más bien, los encuentros sociales se han visto limitados a las llamadas “burbujas sociales”. Es innegable que las nuevas generaciones Z, o pandemials, estarán mucho más sumergidos en las interacciones digitales a través de las redes sociales, siendo influenciados por la realidad virtual y digital. Incluso la publicidad y mercadotecnia hoy en día han reconocido y transformado su aplicación hacia estas plataformas digitales dándole mayor relevancia a los contenidos personalizados a través de “influencers” que permiten conectar el producto y el potencial consumidor con experiencias y recomendaciones de personas a fines; asistentes de voz, el avance en la mensajería instantánea con aplicaciones tales como whattsapp, reconocimientos de imágenes, se han convertido también en tácticas muy relevantes en este ámbito.

Es así, como hoy a pesar de aún no lograr vencer el COVID-19, YA ESTAMOS SUMERGIDOS EN LA NUEVA REALIDAD, y es un hecho que la flexibilidad, y la resiliencia son las dos características más relevantes de nuestra época. Tener la capacidad de estar abiertos al cambio, transformar modelos, estilos, negocios, hábitos en tiempos record han sido y seguirán siendo la clave del éxito en pandemia y posterior a ella.

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados